Spacex hace un tributo a su nave caída

Hemos presenciado la prueba de vuelo de 3 prototipos del Starship, el carguero más grande de Spacex diseñado para llevar tripulaciones al espacio, y nos han sorprendido con los resultados.

Sin embargo, aunque dos de estos presentaron una falla durante el aterrizaje dejando una pequeña explosión, no hubo nada grave. Hasta que el SN10 realmente explotó y voló por los aires luego de un aterrizaje perfecto.

Hace unos días el SN10 realizó su prueba de altura. Alcanzando los respectivos 1º kilómetros de prueba, cayó suspendido en el aire y activó sus motores para aterrizar. EL aterrizaje vertical fue casi perfecto, pero una fuga de gas acabo con los minutos de gloria de la compañía.

Una fuga de metano que se dio durante el aterrizaje fue alcanzada por las llamas de los motores raptores, lo que hizo que el cohete estallara minutos después del aterrizaje. El SN10 quedó pulverizado luego de volar por los aires y chocar contra la superficie.

Elon Musk, el CEO de la compañía, compartió su sentimiento de dolor por esta gran pérdida e hizo un tuit que vislumbró bastante su sentimiento.

Quiso referirse al SN10 como si fuese un vikingo al decir que actualmente se encontraba en el Valhalla, el lugar a donde asciende el alma de los héroes que mueren en batalla según la mitología nórdica.

Sin duda está es una gran pérdida para la compañía, la cual hace de todos sus cohetes completamente reutilizables para poder seguir trabajando lo antes posible en próximos vuelos sin retrasar el cronograma.

Recordemos que Starship es crucial no solo porque es el modelo de nave de Spacex que se encargara de realizar vuelos comerciales y privados a la luna o a Marte, sino también porque tiene una gran misión en el 2023 para la primera vuelta de civiles por la Luna.